Columna VERDADES MENTIROSAS: MUESTRA 0 DE METACINE

Comparte:

“Monta tu película a medida que la filmas.

En ella se forman núcleos a los que se aferra todo el resto.”

ROBERT BRESSON

 

Gerardo Lara

Bajo el lema “TODAS LAS PERSONAS PUEDEN CREAR METACINE”, se presentará en la Cineteca Mexiquense la 0 MUESTRA DE METACINE, los días 28, 29 y 30 de MAYO, la hora del regreso al cine ha llegado.

El programa de exhibiciones contiene una gran diversidad temática, formal, genérica y propositiva. Cortos, largos, ficción y documental producidos por METACINE CREACIONES en co/producción con diversas entidades públicas y privadas.

Me es grato participar en la muestra y ser parte de una propuesta de absoluta libertad creativa y cuya finalidad primordial es “crear algo en donde no hay nada”. Celebro acompañar a cineastas consumados que comenzaron siendo mis alumnos y ahora son mis maestros y acompañar también a cineastas debutantes que fluctúan de los 17 y los 60 años de edad y que, en concordancia con la revolución tecnológica, han podido llevar a la pantalla sus aspiraciones cinematográficas.

La muestra reúne propuestas y expresiones que difícilmente se ven en el cine mexicano comercial de la actualidad, por el contrario, algunas de ellas guiñen con fuerza al cine nacional de la época de oro. A pesar de su diversidad tienen en común una búsqueda experimental y creativa permanente, bajo la premisa de que el “lenguaje cinematográfico” tiene usos infinitos y por lo tanto no hay límite alguno para sus posibilidades expresivas.

Se exhibirán cortometrajes de directoras debutantes como ROJO ANOCHECER de Alejandra Méndez que trata sobre la noche trágica de Ayotzinapa o AMOR DE PESO de Malú O Guillen, sobre amor y discriminación o NACIDOS EN JAULA de Erandi Zamudio, sobre la depresión juvenil. También habrá documentales como PUEBLO MÁGICO de Daniel Remigio, EL PALOMO AZUL de Lisandro Solís y LA PERRA DEL DIABLO de Gerardo Lara. La diversidad de la MUESTRA se completa con otra docena de cortometrajes debutantes, entre los que destacan DESCONECTADO de José Luis Días y Zpec Gonlop y el cortometraje de la comunidad Otomí MONTAÑA DE BRUJAS dirigido por Emilio Romero, además de LA TRILOGÍA INSOLITA de Lisandro Solís, formada por los mediometrajes CARROÑA, HIJOS DE CAIN y UN BARCO LENTO HACIA CHINA.

Cierran la muestra el Largometraje LA ALDEHUELA (Historia de una gran Amor) de Gerardo Lara. Y una RETROSPECTIVA de antecedentes de METACINE, encabezada por UNA NIÑA MENOS de Mario Trujillo, LA MADRE TERESA de Tonatiuh Loza, IRIDISCENCIA MNASCULINA de Javier Zaragoza y EL FIEL DE LA BALANZA de Patricio Ruffo.

METACINE (más allá del cine) es una especie de refugio para la invención de formas de producción alternativas a una industria cerrada y enclenque que no da para la inventiva; una semi/industria que no exhibe lo que produce y que sobrevive bajo formulas caducas y comerciales, dirigidas a un público auto/complaciente que desprecia al cine mexicano, un cine mexicano que es en sí mismo una VERDAD MENTIROSA.

El monopolio de la exhibición, la falta de una legislación pertinente, el desinterés del régimen y la ignorancia de las autoridades encargadas de regular en la materia, revelan una industria enferma, sin visos de renovación. Los estímulos estatales a la producción cinematográfica se han resuelto en los últimos años a partir de criterios comerciales y no creativos, pues siempre pesa más en las decisiones el esquema de producción/distribución que la propuesta creativa. Tal concepción ha excluido de las posibilidades de filmar a una franja importante, concentrando los recursos en manos de unas cuantas “empresas” con fines comerciales explícitos. Es decir, se usaron los recursos públicos para desarrollar a empresas privadas; pero no se impulsó la creatividad, ni la diversidad.

El METACINE aspira a fundir las contradicciones entre cine documental y de ficción, pulverizar las diferencias entre cine de autor y cine comercial, hacer pedazos los esquemas genéricos y los sometimientos al canon industrial. Nos declaramos en búsqueda experimental permanente para la evolución del lenguaje.

Detestamos los premios como el Oscar o el Ariel porque crean el burdo fenómeno de la competencia, es inmoral y estúpido comparar a una actriz con otra, a un actroz con otro, a una película con otra, etc. etc. Consideramos que esas ceremonias son cada vez más ridículas y que representan la vacuidad y falsedad de esa cara autocomplaciente del cine, impuesta por el marketing. La finalidad máxima del METACINE es crear algo en donde no hay nada, es decir la creación por la creación misma, lo demás es secundario (taquilla, alfombra, premios, etc.), abominamos el falso glamur.

Cuando las elites dejen de acaparar las herramientas del lenguaje, el cine mexicano reverdecerá y surgirá una NUEVA OLA, que sin duda tendrá contactos muy fuertes con el VIEJO CINE MEXICANO. Esa es la gran virtud de las tecnologías de la actualidad. Nosotros consideramos que esa NUEVA OLA romperá con los vicios de la semi/industria del Cine Nacional y terminará por inventar sus formas de exhibición, independientes de las cadenas de exhibición, de las plataformas digitales comerciales y demás mundo del anquilosado “cine”.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *