Columna VERDADES MENTIROSAS… Cannabis, el elixir de la vida eterna

Comparte:
  •  
  • 174
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    174
    Shares

Gerardo Lara

El Senado de la República aprobó el dictamen para despenalizar el uso lúdico o adulto de la MARIHUANA. Esto quiere decir que, a partir del 15 de diciembre, si pasa en la Cámara de Diputados, las personas podrán cargar hasta 28 gramos de la yerba, es decir una cajetilla de 28 cigarrillos, y tener de 6 a 8 plantas de marihuana en sus casas, sin terminar en la cárcel.

La cámara de Senadores ha dado un paso histórico en el proceso de legalización de la Cannabis Sativa, Cáñamo de las Indias o más popularmente: MARIHUANA “El monstruo verde”. La “hierba sagrada”, “la Dama de la larga cabellera”, que se abre paso entre la ignominia y el contrasentido de su absurda prohibición.

En 1937 Estados Unidos impuso la prohibición a México y al mundo, bajo la presión de varias industrias interesadas en eliminar al “cáñamo” de la competencia; la industria maderera/ la papelera, la de hidrocarburos, la textil y la farmacéutica no podían desarrollarse a plenitud si existían los productos cannábicos, más baratos y efectivos en todos los campos expuestos. Sin ningún argumento científico se creó, desde el poder de los medios, la leyenda negra de la “Yerba”, bajo sofismas morales, religiosos y una brutal desinformación médica; esa es la estrategia de satanización bajo la que se amparó una de las VERDADES MENTIROSAS más aberrantes y dañinas de nuestra era.

Si todo acontece naturalmente y en efecto se permite el uso medicinal, lúdico y CREATIVO de “la mota”, puede asegurarse que las entrañas del Himalaya, origen remoto de “la Grass”, nos regaran con sus providencias ancestrales

Más allá de las vulgares razones por las que se ilegalizó el cultivo, distribución y consumo de marihuana, más allá de la invectiva moral, la satanización social o el oscurantismo médico, hay un hecho evidente: La cannabis está resultando triunfante porque es parte esencial del espíritu humano, está en los orígenes del homo sapiens.

El cáñamo de las indias pertenece a la subclase de las plantas Rosidae que tienen más de 100 MILLONES de años en el planeta, en otras palabras: cuando nosotros llegamos La MARIHUANA ya estaba aquí. Su relación con los humanos viene desde el homo erectus, acompañó al homo sapiens en su victoria por la colonización del planeta y fue traída a América por las diversas migraciones prehistóricas que poblaron el continente, sus restos arqueológicos más antiguos en Taiwán, están fechados en 14 MIL AÑOS. Es decir, la satanizada hierba es más antigua y se relaciona más con el homo sapiens que el maíz o el trigo.

   Quizá a esa relación permanente entre ser humano y cannabis, se deba la connotación sacra de la planta; el libro sagrado hindú Atharva Veda (2000 A.C.), le llama “Vijonia” (VICTORIA) y es la substancia principal para la preparación de la AMRITA o “Fuente de la Vida eterna”.

La marihuana se ha usado como agente para la alteración de la conciencia y conexión con lo divino desde tiempos antiguos, La primera referencia directa a un producto de cannabis como agente psicoactivo data del año 2737 antes de Cristo, en los escritos del emperador chino Shen Nung.

Hay restos de rituales cannábicos en todos los continentes y en sociedades tan distintas y lejanas como la persa en Asia y la cherokee en Norte América, los descubrimientos sorprendentes sobre sus añejos usos imponen la reconstrucción de la historia del cáñamo.

La cannabis sativa o la Indica es nombrada en el mundo entero, todas las regiones la han bautizado, no hay cultura que escape a su influjo: Mary Jane, Doobie,Spliff,Bud, Grass, Green, ganja, blunt, pot, María, hash, costo, fui, peta, марихуана, marijuana, maconha, weed, tuja, matuja, yuca,bareta, chora, Chabela, Flora, mota, banga, chichara, grifa, goma, grilla, , Yeska, Fly, Faso, Gallo, Canuto, , catacoa.  morisqueta, shora, Maripepa, tirsa, pajuela, Tola’, ‘Huiro’, ‘Marimba’ y un largo etc. La forma en que invocamos a la planta fundacional no parece tener límites, El escritor mexicano Jorge García Robles, en su “Antología del vicio. Aventuras y desventuras de la mariguana en México”, encontró mil palabras que los mexicanos hemos inventado para referirnos a la marihuana; finalmente, el nombre que la distingue en el mundo entero nació en México, ¿será casualidad o parte de nuestra herencia privilegiada?

La etimología de la palabra marihuana es harto imprecisa, fue el catedrático Leonardo Oliva, quien en 1893 Publicó en Lecciones de Farmacología: “Planta anual originaria de Persia y cuyo nombre está formado de la voz Mari, significando María y la palabra Huana, significando Rosa, por ello también se le conoce como Rosa María”.

Persistir en imponer un carácter penal al cultivo, distribución y uso de la “Alondra de los Sueños”, no tiene ningún fundamento médico, moral o religioso; son otra vez intereses corporativos los que están contra el desarrollo pleno del espíritu humano y que tienen intereses puramente mercenarios, los que se suman a la desinformación y la estulticia, baste mencionar que la cannabis puede ser inhibidor de alcoholismo y tabaquismo, auxiliar en la protección del medio ambiente, ayuda eficaz para el crecimiento de cultivos alimenticios, además de sus inmensos aportes en las industrias textil, energética, papelera, farmacéutica y del entretenimiento y sobre todo su fundamental contribución a la salud pública e individual, tanto física como emocional y espiritual.

El monstruo verde es consustancial al ser humano, somos inseparables, con razón le han invocado poetas mayores, entre otros José Martí que la define con acierto sorprendente: El hachís es la planta misteriosa/fantástica poetisa de la tierra/sabe las sombras de una noche hermosa/y canta y pinta cuanto en ella encierra.

O Ramón M. Del Valle-Inclán: Divino penacho de la frente triste/en mi pipa el humo da su grito azul/mi sangre gozosa claridad asiste/si quemo la Verde Yerba de Estambul.

O la oración rastafari: Damos Gracias y Alabanzas a Jah/ Que nos provee de Hierba Sagrada/ Bendición para la Humanidad/ Salud para el pueblo

La prohibición es hoy en día uno de los despropósitos más aberrantes, costosos y absurdos del sistema/mundo que nos tiene inmersos en el genocidio pandémico y en el deterioro de las condiciones generales de vida y en el que se sostiene una guerra contra las drogas, inútil, violenta y a la vez ridículamente trágica.

.

 


Comparte:
  •  
  • 174
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    174
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *