Apareció Marco Antonio en Edomex; no recuerda ni su nombre

Redacción Apocaliptic.com

29 de enero 2018.- Deambulando en calles del municipio de Melchor Ocampo, Estado de México, fue encontrado el joven de 17 años Marco Antonio Sánchez Flores, cuyo rastro estaba perdido desde hace 7 días, cuando policías de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México lo sometieron en las inmediaciones del Metrobús; no obstante que el caso aún está lejos de resolverse, pues el estudiante apareció severamente desorientado y afectado psicológicamente.

El caso había causado gran indignación en redes sociales, donde se generaron varios topics trends y se organizaron marchas para exigir su aparición, incluida una convocada en el Ángel de la Independencia, donde se congregaron miles de personas.

Los mayores sospechosos de la desaparición temporal eran 4 elementos policiales, quienes de acuerdo al testimonio de testigos, forcejearon con el joven de forma violenta para posteriormente subirlo a una patrulla y llevárselo con presunto destino en el Ministerio Público, donde nunca fue presentado.

Marco Antonio había sido detectado este domingo en las inmediaciones de un puente en Tlalnepantla, con aparente intención de cometer suicidio, por lo que fue trasladado por policías municipales al juzgado civil, donde estuvo sólo por espacio de algunos minutos, aunque posteriormente fue liberado aludiendo que no se conocía su identidad ni se tenía registro de delito alguno.

Con base a una revisión de imágenes grabadas en el juzgado, los padres de Marco Antonio lo reconocieron y en pocos minutos generaron una Alerta Amber con imágenes actualizadas del joven; posteriormente el mismo domingo por la noche reportes ciudadanos permitirían localizarlo en calles de Melchor Ocampo, a donde acudió su familia para recuperarlo.

A pesar de que finalmente pudieron volver a verlo, debido al estado físico que tenía, Marco Antonio fue trasladado para recibir atención médica y psiquiátrica de urgencia; por lo que se espera que continúe su proceso de rehabilitación, para poder estar en condiciones de aportar su testimonio acerca de lo sucedido.

Marco Antonio no recordaba su nombre y tampoco lo que le había pasado, de acuerdo a las primeras indagatorias; y aunque las lesiones que presenta no estarían poniendo en riesgo su vida, también se le ve cojeando en algunos videos tomados en los juzgados, así como con diversas marcas en el rostro.