Disminuir el presupuesto a la educación sería un retroceso: Narro en la UAEM

Reporte de: Francisco Javier López Miranda/Apocaliptic
Foto: Darío Rocha Priego/Apocaliptic

Toluca, México, 25 de octubre de 2017.- Restar financiamiento a la universidad pública es muy delicado, porque el desarrollo de la sociedad se sustenta en su gente preparada, estudiada, creadora de arte y de tecnología, alertaron Alfredo Barrera Baca, rector de la UAEM y José Narro Robles, secretario federal de Salud y doctor honoris causa por esta casa de estudios.

Reunidos en el aula magna, “Lic. Adolfo López Mateos”, con motivo del Día del Médico, los catedráticos empataron sus comentarios también, respecto a que la educación pública en nuestro país, es la única manera que tenemos los mexicanos de construir un futuro real, duradero y sustentable que nos permita participar en la gran comunidad de nuestros días.

El primero en hacer uso de la palabra, fue el rector de la UAEM, quien subrayó que la contracción en 5 por ciento del gasto en ciencia y tecnología y 10 por ciento en cultura, compromete el desarrollo de nuestro conjunto social y no solamente las instituciones de enseñanza superior, refirió.

La formación de ciudadanos, productivos, responsables y conscientes, demandan mayor apoyo financiero a la educación pública, lo contrario daña directamente el desarrollo, añadió.

“La naturaleza sin cultura es salvajismo. La humanidad como valor, es el resultado de un proceso; mantener este sentido de humanidad nos exige diseñar estrategias para conservar el proyecto educativo que es la base de nuestro proyecto nacional. En esta perspectiva el médico que se forma en la educción pública, encarna el ideal universitario que tiende puentes desde la ciencia, el arte y la tecnología para el conjunto humano. Reflexionar sobre las contribuciones que hacen los profesionistas médicos, mujeres y hombres de enorme vocación, es necesario para esta sociedad mexicana”, resaltó Barrera Baca.

Por su parte, Narro Robles, en su conferencia, señaló que en materia de salud y la educción, son las dos mejores inversiones que se pueden y deben efectuar en una sociedad con cambios extraordinarios.

La inseguridad justifica el aumento del 11 por ciento en el presupuesto para las instituciones encargadas de combatir este flagelo, pero lo educación superior no es menos importante, si consideramos que aquí se forman los profesionistas y ciudadanos que requiere el país, para hallar, inducir y cimentar soluciones contra la violencia y la inseguridad, resaltó.

La educción es una inversión social, pero jamás es un cheque firmado al aire, el dinero que se aplica para formar docentes, científicos, médicos y tecnólogos,  el gobierno lo recupera en el corto plazo, con el pago de los impuestos que hacen estos mismos profesionistas. La nación recobra esta inversión al renovarse los cuadros en todas las áreas, la sociedad amortiza esta inversión con nuevos creadores de bienestar y de futuro.

Grandes avances se han registrado en la actualidad, 23 mil unidades de atención ambulatoria, cerca de 1,400 hospitales, 90 mil camas censables, casi 215 mil médicos más de 300 mil enfermeras. En las instituciones públicas de salud, en promedio, diario se registra un millón de pacientes, informó.

Los indicadores en materia de salud, a pesar de las deficiencias inherentes, nos revelan que la mortalidad infantil se ha reducido casi, en un 41 por ciento, la muerte materna se ha reducido en un 88 por ciento, con relación a diez años atrás.

Entre otros tantos logros, hemos logrado difundir la vacuna contra el virus de papiloma humano, se ha generalizado, lo cual recudirá significativamente el cáncer cervicouterino.

Entre los grandes retos en materia de salud, nos encontramos que la diabetes se está convirtiendo en uno de los padecimientos fatales que cobran más vidas, la obesidad se está multiplicando con sus graves consecuencias.