Piden cabeza de Osorio tras ridículo de México ante Jamaica

24 de julio 2017.- Un momento difícil vive el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio al frente de la selección de México, luego de que quedará eliminada en la semifinal de la Copa de Oro, a manos de Jamaica, tras perder 1-0, lo que ha generado muchas críticas al seleccionador, que sin embargo gozaría del respaldo de la dirigencia de la Federación.

México sumó un nuevo tropiezo en un torneo hecho a su medida pero que encaró con una gran mayoría de jugadores sin nivel de selección. Con la Copa Confederación y, a continuación la Copa de Oro en el calendario, el técnico se vio obligado a formar dos selecciones, la “A”, para la Confederaciones, con los jugadores que militan en equipos de Europa y la “B”, solo con futbolistas de la liga mexicana para afrontar la Copa Oro.

Osorio asumió su papel, dirigió en Rusia y ordenó a su compatriota y auxiliar técnico Luis Pompilio Paéz hacerse cargo del combinado “B”, que trabajó desde el 13 de junio aunque los futbolistas nunca habían jugado juntos.

En Rusia, en el partido por el tercer lugar, Osorio explotó y sacó su frustración con reclamos agresivos a un juez de línea lo que le valió la expulsión y un posterior castigo de seis partidos por parte de la Fifa, lo que le privó de estar en el banquillo de México durante la Copa Oro.

El colombiano cuenta con el apoyo de los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol, el presidente Decio de María y el secretario general Guillermo Cantú, pero no tiene todas las simpatías de los presidentes de los equipos. Después del partido contra Jamaica salió del estadio en medio de gritos de aficionados que pedían su salida.

México sorteó la primera ronda con triunfo por 3-1 sobre El Salvador, empató sin goles ante Jamaica y venció por 2-0 a Curazao para pasar como primero del Grupo C. En cuartos de final apenas superó por 1-0 a Honduras y en semifinales no encontró la forma, ni tuvo ideas y terminó por extraviarse en Pasadena ante una Jamaica que luchará por el título el miércoles ante Estados Unidos.

Osorio acumuló partidos pero no convenció y su sistema de rotaciones, cambios en la alineación en cada partido, siguió dejando dudas aunque los jugadores han salido en múltiples ocasiones a defenderlo y pedir a la prensa que lo dejen trabajar.

En 34 partidos, el estratega sumó 24 triunfos, cinco empates y cinco derrotas; cuatro en torneos oficiales y una en un amistoso. En la eliminatoria de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018, Osorio navega en aguas tranquilas con 14 puntos de 18 posibles, en el primer lugar del hexagonal. Con doce puntos en juego tiene en la mano el pase mundialista. Pero a un año del Mundial, las dudas surgen porque la selección mexicana no ha puesto de manifiesto un estilo ni una idea de juego y tras la caída en Pasadena no se sabe si el capitán del barco Tricolor seguirá siendo Osorio.

A tres meses de que cumpla dos años en el cargo y con el boleto a Rusia a punto de sellarse, los resultados del colombiano al frente del Tricolor en tres torneos oficiales son los que más pesan y han acelerado el debate en México sobre su continuidad en el banquillo, donde tendrá que soportar el temporal o esperar y ver cómo se hunde.

 

EFE