Paseo Tollocan un caos; urgen las adecuaciones: GEM

Reporte y fotos: Darío Priego/Apocaliptic.com

Ante las inconformidades ciudadanas por el anuncio de la construcción de dos retornos deprimidos sobre el Paseo Tollocan de esta ciudad, lo que implica derribar 230 árboles, al presentar el Plan de Movilidad para la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, el  secretario de Infraestructura del gobierno del Estado de México, Francisco González Zazaya, defendió el proyecto y recordó que “toda obra pública conlleva afectaciones y el trabajo del gobierno es que los beneficios finales sean superiores a las afectaciones que generan las obras”.

La construcción de 2 retornos sobre el Paseo Tollocan, refirió el funcionario, es sólo el principio de una serie de acciones que tendrán que emprenderse en Toluca para mejorar la movilidad y desahogar calles y avenidas que ya rebasaron su capacidad de tránsito vehicular.

En el caso particular del Paseo Tollocan, el secretario González Zazaya observó que todas las adecuaciones que se le han hecho al paso de los años están a su máxima capacidad, lo que también ya está ocurriendo en otras vías paralelas a Tollocan que alimentan de tráfico vehicular a la ciudad de Toluca.

En defensa de los dos retornos deprimidos que se harán sobre Paseo Tollocan, uno de los cuales desembocará en el centro comercial Galerías Toluca (consorcio que pagará la obra), el secretario describió los incontrolables congestionamientos sobre esta arteria en los dos sentidos y en todos los carriles, lo que además de conflicto vial también significa un problema ambiental, pues esos embotellamientos son de los principales contaminantes del aire de Toluca.

A consideración del gobierno del Estado de México, los dos retornos deprimidos en ambos sentidos contribuirán a resolver la problemática en la zona y a distribuir de forma ordenada el tránsito vehicular. Los beneficios, dijo el secretario, no serán sólo para el centro comercial mencionado, sino también para las industrias, los restaurantes, los que trabajan en la zona industrial y los que viven por ahí.

Es importante recordar que se trata de una obra privada, es decir que el gobierno mexiquense sólo dio la autorización pero el costo será solventado por el poderoso grupo Galerías. En este sentido, González Zazaya aseguró que, en el entendido de que la obra tendrá un impacto en la zona, el desarrollador no sólo hará su obra, sino que tendrá que ejecutar acciones que traigan otros beneficios.

Por su parte, el secretario del medio ambiente del gobierno del Estado de México, Raúl Vargas Herrera, también defendió la construcción de los retornos y, en contraparte a los 230 árboles que se talarán para su construcción, mencionó que el Plan de Reforestación para el Paseo Tollocan contempla sembrar 3 mil árboles crecidos, de 2 a 2 metros y medio, durante este año, por lo que dijo que no habría afectaciones ambientales con la obra.

Por el contrario, aseguró, la modernización del Paseo Tollocan vendrá a beneficiar el aire que se respira en Toluca. También reiteró que los retornos deprimidos no son una obra aislada, sino que forma parte del Plan Integral de Movilidad que está elaborado con criterios ambientales.

Mientras tanto, sobre Paseo Tollocan sigue instalado un campamento con ciudadanos que se oponen a la construcción de los retornos, con quienes, por instrucciones del gobernador Eruviel Ávila Villegas, funcionarios de la Secretaría General de Gobierno hicieron contacto para establecer una mesa de diálogo, que hasta el momento no ha fructificado. De hecho, los inconformes fueron invitados a la presentación del Plan de Movilidad, donde se les explicaría lo concerniente a la construcción de los retornos, pero  se negaron a asistir pues desean que todo diálogo sea al aire libre y en pleno Paseo Tollocan. También anunciaron que estarán en plantón permanente hasta que se cancele el proyecto.