Eduardo Neri vs Mafia del PRD

Juan Zepeda y Javier Salinas, impugnados, corrompen la elección interna del PRD.

Por: Juan Carlos Lara Escobedo/Apocaliptic.com
Foto: Darío Priego/Apocaliptic.com

Toluca, México, 7 de febrero de 2017.- Eduardo Neri Rodríguez, precandidato del Partido de la Revolución Democrática a la gubernatura del Estado de México y presidente municipal con licencia de Capulhuac, reiteró la impugnación a las precandidaturas de Javier Salinas y Juan Zepeda, quienes han realizado gastos exagerados de campaña además de manipular a su conveniencia el proceso interno del PRD para elegir candidato a gobernador mexiquense.

Eduardo Neri ya presentó los recursos de impugnación contra las precandidaturas de Juan Zepeda y Javier Salinas ante el Tribunal Electoral, ante el INE y ante las instancias del propio Partido de la Revolución Democrática.

Entre las irregularidades que se han registrado en el proceso interno del PRD, y que a todas luces se registran para favorecer a los precandidatos Juan Zepeda (señalado por negociar en las más altas esferas del poder) y a Javier Salinas (que nunca ha ganado una elección) se encuentra la distribución de casillas para la elección interna del PRD, misma que será abierta a la ciudadanía, es decir que todos los ciudadanos con credencial de elector podrán elegir al candidato a gobernador del Partido de la Revolución Democrática.

En dicha distribución de casillas, el PRD otorga a municipios como Tlatlaya  que tiene una población de no más de 28 mil habitantes 18 casillas, mientras que a Capulhuac que cuenta con poco más de 50 mil habitantes se le asigna sólo una casilla, mientras que a lugares como Mexicaltzingo o Chapultepec que no llegan ni a 22 mil habitantes se les contemplan 17 casillas. Los anteriores datos se resumen así: el PRD intenta colocar el mayor número de urnas en las zonas donde Zepeda y Salinas tienen mayor influencia, mientras que en otras zonas, como Capulhuac donde siempre votan alrededor de 20 mil personas, pretenden minimizar el voto porque el otro precandidato, Eduardo Neri, es un hecho que tiene el liderazgo y arrasará, pero sólo destinarán para sus zonas de influencia unas cuantas boletas, en el caso específico de Capulhuac no más de 800 para 20 mil votantes.

Pero el hecho más palpable, que no se puede manipular y que las autoridades electorales como las del PRD tendrán que resolver, es el de las fechas: tanto Juan Zepeda como Javier Salinas incumplieron con el plazo establecido en la convocatoria del PRD  para registrarse como precandidatos; el plazo para inscribirse concluyó el 20 de enero, pero ambos recibieron hasta el 31 de ese mes el permiso necesario de la Legislatura mexiquense para separarse del cargo de diputados y poder competir en la elección interna del PRD.

Eduardo Neri y su equipo de precampaña se encuentran en espera de las resoluciones que tomen las autoridades electorales y las del PRD en torno a las impugnaciones de las precandidaturas de Salinas y Zepeda, mientras tanto el alcalde con licencia de Capulhuac anuncia que seguirá dando la batalla a dos de los grupos más poderosos y acusados de corrupción al interior del PRD, quienes tienen a sus representantes en la elección de candidato precisamente en la figura de Juan Zepeda y Javier Salinas.