steph

Supuestos guías espirituales serían los responsables del caso Steph y Pina

Por: Juan Carlos Lara Escobedo

Metepec, México, 17 de junio de 2016.- La desaparición de Stephanie Cossart y su madre Josefina Chávez tuvo el peor de los desenlaces: los cuerpos de ambas mujeres, que tenían su residencia en este municipio, fueron encontrados en un camino que conduce a la playa La Boquita en Manzanillo, estado de Colima, lugar turístico ubicado al extremo noroeste de la bahía, una zona alejada y rodeada de zonas manglares deshabitadas. Y aunque la Procuraduría de Justicia del Estado de México no ha emitido ninguna información al respecto, la familia Cossart Chávez ya confirmó la noticia a través de las redes sociales.

Un caso en el que las inocentes creencias de ambas mujeres se combinó con la crueldad de un par de desalmados, quienes haciéndose pasar por santos curanderos y guías espirituales, embaucaron, como lo hacen con todo aquel que se los permite, a las dos mujeres.

La espiritualidad como negocio-fraude

El crecimiento del deterioro social, la pérdida de fe en el más importante (uno mismo) han hecho proliferar a los santeros, brujos, limpiadores y “guías espirituales”. En Toluca y Metepec cada vez son más los charlatanes de ese tipo y como consecuencia también cada vez son más los que creen en ellos. Los hay nacionales y extranjeros, están muy organizados y gozan de gran poder económico al grado de tener portales de internet, programas de radio y tv, así como casas y departamentos donde hacen sus “trabajos”.

Usando la fe

O cuando la fe se convierte en ignorancia. En la procuraduría de justicia se encuentran detenidas una mujer y un hombre (esposos) de nacionalidad mexicana pero no mexiquenses, de quienes hasta este momento (14:00 horas) no se han proporcionado sus nombres, ni en qué calidad están. Lo que ya se sabe es que ambos usaron la buena fe y confianza de Stephanie y Josefina.

Una fuente de la Procuraduría de Justicia del Estado de México (PGJEM), que pidió quedar en el anonimato, dijo a este reportero que las dos personas que se tienen en custodia, fueron presentadas por la Policía Municipal de Metepec, quien encabezó las investigaciones hasta dónde está su jurisdicción y logró la detención y construcción de la línea de tiempo. En sus primeras declaraciones, los detenidos dijeron que eran los guías espirituales de Stephanie Cossart y Josefina Chávez, también aceptaron haberlas convencido de viajar al estado de Colima y ahí haberlas entregado a otros sujetos pero ya no en calidad de “guiadas a la espiritualidad”, sino de victimizadas destinadas a la muerte.

De acuerdo a las investigaciones que se realizaron desde la Policía Municipal de Metepec (antes que se supiera del asesinato de las dos mujeres) las dos personas en custodia serían las responsables directas del engaño y desaparición de Stephanie Cossart y su madre Josefina Chávez, también se podrían considerar como presuntos cómplices de su asesinato.

A partir de que la Policía Municipal de Metepec encontró el vehículo de Josefina y Stephanie, la investigación se centró en los movimientos de ambas. Las cámaras de videovigilancia fueron fundamentales y en ellas se les ve salir por su voluntad con maletas de viaje y acompañadas por los supuestos.

El trabajo coordinado de la PGJEM y la Policía Municipal de Metepec permitió ubicar otros vehículos y direcciones, a los que se les puso nombre y apellido, llegando así hasta la familia que ahora está en custodia. Las dos personas, tanto el hombre como la mujer, una vez que entregaron a sus víctimas en el estado de Colima, regresaron al Estado de México, concretamente a Metepec, donde tenían su domicilio.

Fue entonces cuando la inteligencia policial los ubicó. Primero, los investigadores encontraron que su domicilio parecía estarse preparando para una mudanza, por lo cual le montaron vigilancia. Después ubicaron a la pareja en el Hotel La Muralla que se encuentra en la Vialidad Toluca-Tenango. Ahí, los supuestos guías espirituales se hospedaron del 9 al 11 de junio. Ese sábado, la policía que vigilaba la casa de los supuestos vio llegar un camión de mudanzas, por lo que dio la alerta y se organizó un operativo entre las policías del Estado de México, de Metepec y la PGJEM. Ahí fue detenida la pareja, quienes estaban en compañía de sus hijos menores (2) y fueron arrestadas en posesión de las maletas de viaje de Stephanie Cossart y su madre Josefina Chávez.

Inexplicablemente la PGJEM no ha ofrecido ningún reporte oficial, pero la fuente consultada indicó que la Procuraduría de Colima no cuenta con el equipo necesario para las pruebas de ADN, por lo que la PGJEM tuvo que llevar el suyo para realizarlas atrasando los resultados. A ello atribuyó que no se haya dado ninguna información oficial.

Este caso nos entristece a todos. La fe y la confianza de dos buenas mujeres fueron traicionadas por unos sicópatas. Y aunque el asesinato no ocurrió en Estado de México, Etephie Cossar y su mamá Josefina Chávez aquí tenían su residencia y la procuraduría de justicia deberá ofrecer toda la información y vigilar que se haga justicia. También estamos en espera de la presentación de los dos guías espirituales que se encuentran en custodia.

banner_informe2016_1000x100