Dinamarca

Peña Nieto arranca visita de Estado en Dinamarca

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, fue recibido hoy por la reina Margarita de Dinamarca en el aeropuerto de Kastrup (Copenhague) para abrir una visita de Estado de dos días a este país nórdico, la primera en casi 200 años de relaciones diplomáticas.

Junto a la monarca danesa estuvieron también el príncipe consorte Enrique, los príncipes herederos Federico y Mary y los príncipes Joaquín y Marie.

Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, se trasladaron luego al castillo de Fredensborg, unos 45 kilómetros al norte de la capital danesa, la segunda residencia de la reina Margarita y el príncipe consorte Enrique y donde se celebrará la recepción oficial.

Acompañados por los príncipes herederos, el presidente mexicano y su esposa se desplazarán después hasta la cercana localidad de Elsinor para visitar el castillo de Kronborg -escenario donde transcurre el “Hamlet” de Shakespeare- y el Museo marítimo.

La agenda de hoy se cerrará con un banquete de gala en Fredensborg en honor a los invitados mexicanos.

La segunda jornada tendrá un marcado carácter económico y político e incluye reuniones con los principales representantes de este país nórdico.

Peña Nieto participará primero en una mesa redonda en la sede de la Confederación de Empresarios Daneses, en la que estará acompañado por el príncipe Federico.

De ahí se trasladará al Parlamento, donde se entrevistará con su presidenta, Pia Kjærsgaard, y luego en la adyacente Oficina del primer ministro con el jefe del Ejecutivo danés, el liberal Lars Løkke Rasmussen.

Peña Nieto y Rasmussen tratarán cuestiones como la cooperación entre ambos países en las áreas de salud, educación y tecnología; y firmarán varios memorandos de entendimiento para fortalecer el marco jurídico en energía, salud, educación y comercio.

Un grupo bautizado Amigos Conscientes de México ha convocado una concentración delante del Parlamento para pedirle al Gobierno danés que muestre su “preocupación” y “crítica” por la situación de los derechos humanos en ese país e invitar a Peña Nieto a que cumpla las convenciones vigentes en ese área.

La concentración cuenta con el apoyo de la rojiverde Lista Única, cuarta fuerza de la Cámara danesa.

Una visita a la escuela de Tjørnegaard, donde el uso de los populares bloques de plástico de la firma danesa Lego se aplica a la enseñanza, precederá al último acto de la agenda oficial, una cena en honor a la familia real organizada por el presidente mexicano en un céntrico hotel de Copenhague.

Las exportaciones de Dinamarca a México han crecido casi un 160 por ciento en la última década, hasta superar los 5.000 millones de coronas (766 millones de dólares), y tienen potencial para crecer un 18 % hasta 2020, según un análisis difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores danés.

“México es un país interesante para las empresas daneses, con una clase media fuerte y situado cerca de EE.UU. y afronta unos retos sociales que podemos apoyar con nuestras experiencias y soluciones, por ejemplo, en energía, salud y medio ambiente“, destacó el ministro de Exteriores danés, Kristian Jensen.

La reina Margarita y el príncipe consorte realizaron una visita de Estado a México en 2008, y cinco años después fueron los príncipes herederos quienes visitaron el país azteca.

Dinamarca es el último punto de una pequeña gira por Europa, que también ha incluido Alemania, donde Peña Nieto se entrevistó con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente, Joachim Gauck; además de celebrar encuentros con empresarios mexicanos y alemanes e inaugurar una amplia iniciativa de intercambios culturales.
El jueves, tras concluir su agenda en Dinamarca, emprenderá vuelo de regreso a México.

 

 

EFE

banner_informe2016_1000x100