70% de remanentes de Banxico ayudarán a mejorar deuda pública

De los 239 mil 93.8 millones de pesos que el Banco de México (Banxico) enterará al gobierno federal por concepto de su remanente de operación de 2015, 70 por ciento o 167 mil millones de pesos se destinarán a disminuir el endeudamiento y mejorar la posición financiera.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) expone además que del 30 por ciento restante, 70 mil millones de pesos se destinarán a una aportación al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

Además, aproximadamente 1.7 mil millones de pesos (97 millones de dólares) se utilizarán para pagar aportaciones pendientes a organismos internacionales, mismas que constituyen una inversión de capital del gobierno federal.

La dependencia destaca que la recepción y uso del remanente de operación del Banxico se verá reflejada en una mejora de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) y del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP).

Por otra parte, el gobierno federal continúa analizando los instrumentos a su disposición para apoyar a Petróleos Mexicanos (Pemex), y las características del referido apoyo serán dadas a conocer en los próximos días, precisa la Secretaría de Hacienda en un comunicado.

Refirió que este lunes el Banxico anunció que el remanente de operación del ejercicio 2015 fue de 239 mil 093.8 millones de pesos, el cual será entregado al gobierno federal a más tardar en el mes de abril del ejercicio inmediato siguiente al que corresponda el remanente, de acuerdo al artículo 55 de la Ley del instituto central.

La Secretaría de Hacienda acotó que el ingreso del remanente de operación de Banxico es un ingreso de carácter no recurrente.

Al menos 70 por ciento debe destinarse a la amortización de la deuda pública del gobierno federal contratada en ejercicios fiscales anteriores o a la reducción del monto de financiamiento necesario para cubrir el déficit presupuestario que, en su caso, haya sido aprobado para el ejercicio fiscal en que se entere el remanente, o bien, una combinación de ambos conceptos.

Agregó que el monto restante, debe usarse para fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento de activos que también mejoren la posición financiera del gobierno federal.

Indicó que la LFPRH establece que la SHCP deberá dar a conocer la aplicación específica de los recursos del remanente de operación que, en su caso, hubiese recibido de Banxico, así como la reducción que ésta hubiere generado en el SHRFSP, en el último informe trimestral del ejercicio fiscal de que se trate.

Adicionalmente, con el propósito de contar con información más oportuna e incrementar el nivel de transparencia en el uso del remanente de operación 2015, la SHCP incluirá en cada uno de los Informes trimestrales sobre la Situación Económica y las Finanzas Públicas que se presentan al Congreso de la Unión, el avance en la aplicación del remanente y su beneficio sobre las finanzas públicas.

Por tanto, la Secretaría de Hacienda anunció que la estrategia que se llevará a cabo para el uso del 70 por ciento del remanente de operación de Banxico, considerará tres elementos: disminución en la colocación de deuda en el mercado local; recompras de valores gubernamentales, y transparencia y comunicación de las acciones.

La dependencia federal detalló que en el primero, el gobierno federal disminuirá el monto de colocación de deuda en el mercado local programada para el resto del año por un monto de al menos 64 mil millones pesos.

Para ello, la Secretearía de Hacienda difundirá los ajustes a los montos a subastar de los valores gubernamentales a través de la modificación al programa de colocación de valores gubernamentales correspondiente al segundo trimestre de 2016.

Apuntó que esta modificación será dada a conocer en la última semana de abril y estará vigente a partir del martes 3 de mayo y, posteriormente, los programas de colocaciones para el tercer y cuarto trimestre del año se anunciarán en su debido tiempo y serán compatibles con la disminución anunciada.

El segundo elemento prevé que el gobierno federal llevará a cabo una serie de recompras de valores gubernamentales durante el resto del año por un monto de hasta 103 mil millones de pesos.

Así, la dependencia dará a conocer a través de Banxico las convocatorias respectivas, en la que se especificará el tipo de instrumento, los montos, así como las emisiones involucradas, mientras que los resultados de estas transacciones se publicarán de manera oportuna a través de la dependencia federal y el banco central.

Para el tercer elemento, la Secretaría de Hacienda informará de manera oportuna los avances en la aplicación del remanente de operación, así como su beneficio sobre las finanzas públicas.

Señala que como las modificaciones al programa de colocación de valores gubernamentales correspondientes al segundo trimestre serán dadas a conocer a finales de abril, la SHCP anunciará a su debido tiempo las características del programa de recompra de valores gubernamentales.

Por su parte, el avance en la aplicación del remanente de operación 2015 notificará en cada uno de los Informes trimestrales sobre la Situación Económica y las Finanzas Públicas que se presentan al Congreso de la Unión, anotó.

Respecto al 30 por ciento restante del remanente, 70 mil millones de pesos se destinarán a fortalecer la posición financiera del Gobierno Federal mediante una aportación al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

Detalla que el monto restante, aproximadamente 1.7 mil millones de pesos (97 millones de dólares), se utilizará para pagar aportaciones pendientes a organismos internacionales como son el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América del Norte, entre otros.

Estas aportaciones, precisa, constituyen una inversión de capital que fortalece la posición financiera del gobierno federal.

De esta forma se garantiza que los recursos se destinen a disminuir el endeudamiento y mejorar la posición financiera del gobierno federal, fortaleciendo los fundamentos macroeconómicos, resalta la dependencia federal.

De acuerdo con los principios de contabilidad gubernamental, el remanente de operación de Banxico se registrará como un ingreso del gobierno federal, y como resultado de esta operación tanto los RFSP como el SHRFSP presentarán una disminución en 2016.

“El uso responsable de los recursos provenientes del remanente de operación de Banxico fortalece las finanzas públicas y las condiciones macroeconómicas del país, en beneficio de las familias mexicanas”, subraya.

 

NTX