Despega histórica misión espacial para desviar trayectoria de asteroide

Comparte:

Mauricio Islas/Apocaliptic.com

24 de noviembre 2021.- Desde hace años, la humanidad se ha planteado la posibilidad de desviar la trayectoria de asteroides, como una manera de protegernos ante una posible amenaza interestelar; y finalmente este 24 de noviembre, ha despegado la sonda DART (Double Asteroid Redirection Test), que hará el más importante intento realizado a la fecha.

Se trata de una misión conjunta, diseñada por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins, y ejecutada entre la NASA y la Agencia Espacial Italiana, y tiene por objeto, una colisión frente a frente con el asteroide binario Dimorfo, al cual tiene previsto llegar en octubre del próximo año.

Los asteroides binarios, están compuestos de dos meteoros, usualmente uno principal, y un satélite que orbita a su alrededor; en este caso, Dimorfo es el satélite de un asteroide mayor llamado Dydimo, y estarán pasando a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra en octubre próximo.

Dimorfo, mide tan solo unos 160 metros de largo, por lo cual es mucho menor que el asteroide de Chicxulub que provocó la extinción de los dinosaurios; no obstante que al menos podrá dar a los científicos un parámetro importante, acerca de qué tanto es posible desviar la trayectoria de un meteoro, hecho que no solo será medido desde la tierra, sino que también será registrado de cerca por una cámara de video de una sonda paralela.

Concretamente diez días antes de la colisión frontal, que se realizará a unos 7 kilómetros por segundo, se separará de la sonda principal, una nave espacial secundaria llamada LICIACube, la cual tendrá por objeto registrar la colisión resultante, y así medir de forma más precisa sus características.

DART está impulsada por un motor iónico de Xenon, que permite alcanzar velocidades de hasta 140 mil kilómetros por hora, siendo además enriquecido eléctricamente por dos páneles solares de 22 metros cuadrados.

Aunque son escasas las posibilidades de impacto de un asteroide mayor en la Tierra, al menos en los próximos 50 años, esta se encuentra siempre como una amenaza latente; por lo cual el desarrollo de este tipo de tecnologías, podría ser una herramienta de gran utilidad, para salvar la vida del planeta, ante un riesgo de mayores proporciones.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *