Gabriela Gamboa, alcaldesa de Metepec, obstaculiza cualquier actividad a la que se invite a Fernando Flores, presidente municipal electo

Comparte:

*Despide empleados del ayuntamiento afines al próximo alcalde, condiciona permisos para eventos a que no lo inviten y hasta acosa a mujeres emprendedoras.

Juan Carlos Lara Escobedo/Apocaliptic

Metepec, Edoméx, 22 de octubre de 2021.- El actual ayuntamiento de Metepec, encabezado por Gabriela Gamboa, no da paso sin huarache, no importa si se trata de un evento con causa o de mujeres emprendedoras, la administración saliente del “Pueblo Mágico” parece decidida a despedirse sin gloria, pero eso sí con mucha pena, con acciones que rayan en lo vergonzoso. Hoy se dio muestra de ello cuando inspectores de la dirección de gobernación se presentaron en un evento privado, en instalaciones privadas, para tratar de sabotear la denominada MomFest, una expo (con causa) organizada por mujeres emprendedoras, la mayoría metepequenses.

“Toda actividad comercial que se realice en Metepec requiere de un permiso previo”, argumentaron los inspectores. “Pero esto es un evento privado, solo para miembros de este club deportivo, son tratos entre particulares en una propiedad privada”, defendieron las emprendedoras. Los representantes del ayuntamiento hicieron oídos sordos y amagaron con clausurar la expo que se inauguraba al interior del Club Deportivo La Asunción.

Con prepotencia a flor de piel, al mero estilo de la administración de Gabriela Gamboa, los inspectores prácticamente forzaron a todas las expositoras (32) a pagar una cuota de mil pesos so pena de retirar los estantes.

La argumentación de los inspectores está del todo fuera de lugar, porque la reglamentación municipal se refiere a las actividades comerciales públicas, a los comercios que abrirán un local, a los comerciantes que montarán un puesto en espacios públicos, a los tianguistas, a quien desarrollará alguna actividad comercial abierta a todo consumidor potencial.

Pero si yo le vendo mi coche al vecino no necesito permiso de nadie. Si invito a mis amigos a mi casa para que entre todos nos compremos y vendamos cosas tampoco necesito el permiso de nadie. Y lo de hoy era algo parecido. En un club privado, donde solo pueden acceder los socios se montó una expo con causa (contribuir a los gastos médicos de una persona recientemente accidentada) a la que sólo fueron invitados los integrantes del club.

La acción del ayuntamiento de Metepec contra la MomFest es ruin y mezquina. Su motivación no es la regulación, es el acoso. La única razón por la que Gabriela Gamboa envió a sus inspectores es que el alcalde electo, Fernando Flores, estaría en la inauguración de la expo.

Fue el propio Fernando Flores quien sacó la cara por las microempresarias. Defendió su derecho a emprender y defendió la privacidad del recinto. Pero los inspectores iban con línea, la instrucción era clara: reventar la expo.

De hecho, una fuente del actual ayuntamiento, que pidió no revelar su nombre, reveló que la orden de Gabriela Gamboa es condicionar cualquier permiso para bazares, expos o cualquier clase de evento a que el alcalde electo, Fernando Flores, no sea invitado.

Derrotada en las elecciones pasadas, Gabriela Gamboa decidió ejercer el poder que le queda para boicotear al presidente municipal electo y a todo aquel que se le acerque. De esa forma despidió a empleados afines a Fernando Flores, mantiene en el descuido total a los barrios y colonias donde éste obtuvo más votos, cortó contratos con prestadores de servicios que tienen relación con el alcalde electo y, como hoy se demostró, mantiene un acoso permanente contra las y los emprendedores que en Fernando Flores han visto una luz que les fue apagada hace tres años.

El presidente municipal electo habló al respecto y lamentó la falta de madurez y la poca sensibilidad de quienes no saben competir y no saben perder, pero tampoco ganar. De quienes no saben distinguir los tiempos de sumar y conciliar con los tiempos de competir.

El mensaje de Fernando Flores fue contundente:

Aunque Fernando Flores tiene un plan claro para Metepec, hay evidente preocupación en el alcalde electo y su equipo por las condiciones en las que Gabriela Gamboa entregará el patrimonio del gobierno municipal. Las últimas acciones de la alcaldesa saliente (le quedan 70 días) provocan muchas suspicacias hasta en los más crédulos. El madruguete de concesionar el servicio de recolección de basura por 25 años a una empresa privada es la punta del iceberg, las patrullas rentadas, los softwares a sobre costo y hasta fantasmas, podrían ser sólo una parte de los obstáculos que mañosamente se le intentan poner a los proyectos de Fernando Flores que, en el discurso, son de avanzada y proyección de futuro… Esperemos que lleguen a la realidad.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *