Fauci mintió; NIH confirma que sí financió investigación para potenciar virus en Wuhan

Comparte:

Javier Garcin/Apocaliptic.com

22 de octubre 2021.- A través de una carta enviada al representante (diputado) James Corner, así como también una aclaración publicada en su portal oficial, el Instituto Nacional de Salud (NIH) de los EEUU confirmó que sí aportó financiamiento para investigaciones de Ganancia de Función (Gain-Of-Function o GoF) en el Laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan (WIV).

Meses antes, Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, quien ha coordinado la estrategia para controlar la pandemia del Covid-19, negó que el NIH financiara de algún modo, estas polémicas investigaciones en el laboratorio de Wuhan.

Diversos científicos, incluidos los del colectivo de investigadores DRASTIC, han estado presionando desde hace meses, para que se hagan públicas la totalidad de bases de datos e información de dichas investigaciones, ante la evidencia filtrada, de que en Wuhan se estaba investigando la capacidad de crear virus más peligrosos y contagiosos, a través de la capacidad biomolecular que confiere la GoF.

Con esto, también se reconoce que estas investigaciones estaban analizando el potencial de coronavirus, con una carga viral 10 mil veces superior a la normal, violando así las previsiones de la misma NIH.

Estas investigaciones, estuvieron siendo realizadas por la empresa EcoHealth Alliance, de Peter Daszak, quien ha sido blanco de sospechas de una posible fuga de laboratorio, como origen del virus que provocó la pandemia del Covid-19.

En la carta, firmada por el director del NIH, Lawrence Tabak, además de reconocer las investigaciones financiadas por el NIH, también reveló que EcoHealth no cumplió con sus responsabilidades de proveer la información de las investigaciones; “EcoHealth debía someterse a una ‘revisión secundaria’ en caso de que se produjeran ciertos acontecimientos que pudieran aumentar el peligro asociado a la investigación”.

Meses atrás, el medio The Intercept, había filtrado también documentos que revelaban la existencia de un fondo de casi 600 mil dólares, destinados al WIV, con el objetivo de investigar la Ganancia de Función, como un posible método para crear virus más mortales o transmisibles para los seres humanos.

A través de la aclaración publicada esta semana en el portal oficial del NIH, donde finalmente se reconoce de manera oficial este financiamiento, tratan de justificarlo, afirmando que el motivo era la prevención de pandemias, al adquirir un mayor conocimiento del comportamiento de esta clase de virus con capacidades potenciadas:

“Esta investigación puede ayudarnos a comprender la naturaleza fundamental de las interacciones entre los seres humanos y los patógenos, a evaluar el potencial pandémico de los agentes infecciosos emergentes, como los virus, y a fundamentar los esfuerzos de salud pública y de preparación, incluida la vigilancia y el desarrollo de vacunas y contramedidas médicas”, señala el documento oficial.

Aunque la misma NIH, ha reconocido que Fauci, el titular de uno de los 27 centros del instituto, mintió al respecto, no ha reconocido aún, que una fuga en estas investigaciones, pudiera haber sido el origen del virus SARS-CoV-2, como vienen denunciando desde hace meses varios investigadores y científicos.

Estas sospechas, están motivadas no solo por el hecho de que tras analizar a detalle la composición genética del virus, resultó muy similar a las características de variantes de murciélago que estaban siendo analizados por EcoHealth en el WIV, sino también por el accionar de esta compañía, quien desde el principio trató de provocar de manera forzada, que la comunidad científica rechazara la creación en laboratorio, como el posible origen del virus, y en cambio hiciera múltiples esfuerzos por promover una versión de origen natural, con escaso sustento.

El hecho de que EcoHealth haya modificado y borrado muchas de sus bases de datos sobre las investigaciones en Wuhan, también han agudizado las sospechas, por lo que científicos de todo el mundo están exigiendo una investigación neutral y realmente independiente, para indigar el posible origen del virus, en este centro de bioseguridad donde colaboraban entidades chinas con estadounidenses.

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *