5 partidas increíbles para conmemorar el Día Mundial del Ajedrez

Comparte:

Javier Garcin/Apocaliptic.com

21 de julio 2021.- Este día se conmemora el Día Mundial del Ajedrez, y qué mejor forma de celebrarlo, que recordando algunas partidas épicas, que todo aficionado debe conocer, pero que también pueden contribuir a mostrar la belleza de este juego, que además tiene múltiples aplicaciones benéficas en la actualidad, para ámbitos que van desde la educación, hasta la salud mental.

¿La partida de ajedrez más grande partida de todos los tiempos?

Muchos analistas coinciden en que la partida entre Kasparov y Topalov de 1999, es una de las mejores de la historia; un duelo épico, que se terminó resolviendo de una forma majestuosa, en favor del legendario gran maestro ruso.

¡¿Sacrificando dama en 5 movimientos?!

En el ajedrez, suele prevalecer la idea, de que la dama se debe cuidar con sumo cuidado, pues se trata de la pieza más valiosa después del rey; no obstante que esta genialidad de Kevin Spraggett, donde sacrifica la dama apenas empezando la partida, revela que esta regla en ocasiones se puede romper con grandes resultados.

El más grande de todos los tiempos

Será difícil encontrar un jugador y ser humano tan genial, como Bobby Fischer, un maestro que desde muy joven deslumbró, pero que después se alejó de los reflectores del ajedrez profesional de forma enigmática, acrecentando aún más su leyenda como persona. Son muchas sus partidas memorables, pero pocas como la que jugó contra Spassky, en medio de la tensión de la Guerra Fría, disputándose el campeonato mundial en medio de la atención del planeta entero. No solo el contexto fue memorable, sino también la sexta partida de la serie que lo coronó campeón del mundo.

El nuevo genio del ajedrez

No solo en el pasado hubo grandes leyendas, sino que en el presente también existen referentes importantes. Jugadores como Carlsen, Nakamura, Nepomniachtchi, los holandeses Van Foreest y Anish o el iraní Firouzja, destacan en años recientes; aunque si un jugador de élite sobresale por arriesgado, sorpresivo, y porque es capaz de romper con la monotonía que aveces se tiene en las duras partidas del más alto nivel, es el joven ruso Daniil Dubov; aquí una pequeña muestra de su talento.

Un mexicano genial y casi olvidado

Y cerramos esta selección de partidas memorables, con uno de los mexicanos más grandes, pero menos valorados; se trata quizá del más grande ajedrecista mexicano de la historia, a pesar de que se retiró con tan solo 21 años de edad; un jugador enigmático, que con tan corta edad, dejó una huella memorable en el ajedrez a nivel mundial.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *