Fiscalía del Edoméx minimiza intento de feminicidio en Ixtapan de la Sal, víctima pide justicia al gobernador Del Mazo

Comparte:

*El agresor podría estar libre en el corto plazo. 

Juan Carlos Lara/Apocaliptic.com

Toluca, Edoméx, 20 de julio de 2021.-  El pasado 30 de mayo de 2021, Brenda Hernández Guarneros sufrió una brutal golpiza a manos de su entonces esposo de nombre Víctor Hugo Gutiérrez Hernández. Producto del ataque, la joven madre de 27 años sufrió un traumatismo craneoencefálico además de cortes en el rostro entre otras lesiones.

Brenda fue metida en agua fría, lo que le provocó hipotermia. Frente a su hijo menor, esta madre de Ixtapan de la Sal fue torturada y amenazada de muerte. Sin embargo, el Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México calificó el delito como lesiones y el agresor podría ser liberado en muy corto plazo.

Brenda tiene la valentía de hacer público su caso y nos cuenta su historia, la hace pública “porque esto no debe seguir pasando, no pueden minimizar estos casos”. La petición de la víctima es clara: que el ataque sea calificado como Intento de Feminicidio pues su atacante puso en riesgo su derecho a la vida.

El médico legista que revisó a Brenda el día de los hechos señaló que sus heridas tardarían en curar 15 días, cuando tardaron mucho más, sin embargo Brenda requirió atención hospitalaria que le ofreció el ISSEMYM. Para presentar los cargos, el Ministerio público se basó en la evaluación del médico forense sin contemplar todos los hechos y decidió presentar cargos por lesiones, lo que significa que el agresor podría estar en libertad en unos meses, pues de acuerdo al artículo 237 del Código Penal del Estado de México, fracción primera, cuando el ofendido tarde en sanar hasta quince días y no amerite hospitalización, se impondrán de tres a seis meses de prisión o de treinta a sesenta días multa.

Es la propia Brenda quien considera que su caso está siendo minimizado. “La Fiscalía piensa que como los cortes en mi cuerpo ya cerraron ya no tengo ningún daño. Se olvidan del trauma que viví, de cómo esa golpiza cambio mi vida, de cómo por muchos minutos pensé que iban a matarme enfrente de mi hijo”.

Para esta mujer valiente es muy importante que casos como el suyo sirvan para enviar un mensaje a la sociedad en el sentido de que las agresiones físicas de género no se toleran en el Estado de México,  ya que minimizar historias como esta solo promueve la impunidad y fomenta la cultura de la violencia machista.

Este día Brenda se presentó en la capital mexiquense para exponer su caso ante el gobierno del Estado de México y también ante diputados de la 60 Legislatura mexiquense.

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *