Los festivales culturales en México en “Terapia intensiva” en la 4T

SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

Félix Morriña

I

“Tal vez juguemos toda la vida aquí/ Donde la asfixia no pueda abatir/ No morirá lo que debe sobrevivir/ A una terapia de amor intensiva…”.

Han sido cambios repentinos y constantes tras mi nueva salida a las calles. ¡Estoy a medio gas, lento, pero explosivo! Aún no estoy al 100 por ciento de salud para hacer las coberturas periodísticas culturales como antaño, pero me atrevo y arriesgo el pellejo en su justa medida. Visito mis viejos barrios, viejos amigos, contactos, ajusto relaciones públicas, no sólo para distraerme, sino para interactuar y tener el pulso de la economía en esta transición.

Además, la pésima programación del XXIX Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera Metepec 2019 y la Feria y Festival del Alfeñique de Toluca no invitan a la aventura, ni a la cobertura mediática. Guanajuato sigue esperándome, y yo, lo intentaré para atender los últimos tres días del 49 Festival Internacional Cervantino (FIC), en la que espero apreciar algo de la propuesta vanguardista canadiense, porque el país de la Hoja de Maple es la nación invitada de honor.

Del Festival de las Almas, a celebrarse del viernes 25 de octubre al domingo 2 de noviembre en el turístico mexiquense municipio de Valle de Bravo, me interesan Paté de Fuá, Triciclus Circus Band, Magos Herrera y Ana Torroja, seguro cantando algo de Mecano y de su reciente disco “Volver”. ¡Claro!, no dejaré de ver la exposición plástica del maestro Alberto Gironella, una de las grandes figuras del movimiento de La Ruptura, entre otras cosas.

¡El programa general lo pueden consultar en las redes sociales!

“Si algo está enfermo/ Está con vida…”.

Pese a no tener el trajín de años atrás, me siento cansado, fastidiado, inconforme con esta decadente realidad nacional, con una economía deplorable; aún sigo sin casa para albergar, al menos por un año en renta, mi ahora lánguido corpus. El hogar que alberga, por ahora, mi espíritu y cuerpo, en este mes de octubre, es digno de todo ente creativo. Tiene la paz y tranquilidad que necesito. Su iluminación y confort, recuerdan mis añejas gratas tardes de sol coyoacanense. Mi compañera de este viaje, convertida en cómplice entrañable, me ayuda sobremanera en esta rehabilitación y reconstrucción integral. Tiene esa peculiar personalidad solidaria pocas veces vista en la actualidad.

Por eso, trato de no preocuparla, trato de ser el camaleón bowiano que se requiere para subsistir y sacar adelante compromisos sociales, como personales. David Bowie siempre sacando la casta, pero esta vez, no está sólo Bowie acompañándome, esta vez mi nuevo hogar me recibió con el disco “Soda Stereo MTV Unpluggged. Comfort y música para volar” (Sony-BMG Ariola, 2007), un álbum que delimita gran parte de mi persona, tanto emocional como creativa. Todo el disco es una joya, pero la rola que delimita mi estado anímico es ‘Terapia de amor intensiva’, porque estoy en ese proceso.

 

“Lo que sus labios no puedan besar/ Se esfumarán./ Y no escucharás más palabras lascivas/ En terapia de amor intensiva/ Intensiva…”.

Antes de este disco hubo uno mucho mejor de Soda Stereo, “Doble vida” (1988), donde viene la versión original de ‘Terapia de amor intensiva’ y otras rolas incluidas en el álbum que hoy tocó ser el móvil literario y periodístico, como ‘Ciudad de la furia’, la cual también forma parte nodal de mi crecimiento emocional y creativo, durante una de mis mejores etapas de mi vida, el inicio de los años 90 del siglo pasado. En aquellos años la relación de la prensa con los artistas era muy diferente y tocó a este #ServibaryAmigo #DandyperoPunk #ElCinicoMayor compartir algunas experiencias con el líder, cantante, guitarrista y compositor argentino Gustavo Cerati, en su etapa con Soda Stereo y en plan solista durante sus visitas a México. ¡Su muerte dolió mucho!

“Lo sucedido nos lastima/ Nuestro pasado nos suele matar./ Credulidad./ Sólo debe sobrevivir/ Nuestro amor en terapia intensiva./ Intensiva./ Intensiva…”.

Como podrán darse cuenta queridos lectores, los festivales culturales anunciados están por la calle de la amargura, están sin dinero, sin talentos, sin gente de nivel, porque esta Cuarta Transformación (4T) en la que nos metimos no da para que vivamos de las bellas artes. En este país es muy difícil lograr vivir de la cultura, ejemplos sobran, y todos ellos están en una “terapia intensiva”, al grado de que se llega a pensar en no realizarlos porque dan pena ajena.

“Haré lo que me pidas./ Haré que me lo pidas./ Haré que me lo pidas”.

Tan mal está todo que uno tiene que recurrir a viejas emociones, a viejos artistas para satisfacer la escritura diaria, porque todo es incipiente en esta Cuarta Transformación (4T). Nada nuevo bajo el sol.

¡Hasta la próxima!

Soda Stereo, “Terapia de amor intensiva”:

https://www.youtube.com/results?search_query=soda+stereo+terapia+de+amor+intensiva+unplugged

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina

Twitter: @fmorrina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*