Arrecifes de Veracruz en Riesgo por Ampliación del Puerto

Mensaje General

El Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV), Área Natural Protegida y Humedal de Importancia Internacional, está en grave riesgo y ya está sufriendo daños irreparables debido a la ampliación del puerto de Veracruz por parte de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (APIVER). Ante ello, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y Greenpeace México unieron fuerzas para preservar los arrecifes veracruzanos.

Este proyecto recibió el permiso ambiental por parte del gobierno el 2013, pero un año antes, el 2012, redujo el Área Natural Protegida para viabilizar el proyecto, excluyendo de la misma a la mitad del arrecife de Punta Gorda y a la Bahía de Vergara. La autorización del proyecto pasó por alto múltiples obligaciones internacionales en cuanto a la protección de  entornos naturales y de las personas que dependen de ellos.

Es por esto que pobladores del lugar, asesorados por CEMDA, presentaron un amparo en contra el proyecto de ampliación del puerto de Veracruz. En apoyo a esa acción, AIDA presentó ante el Juzgado Quinto un escrito (Amicus Curiae) con información detallada sobre los tratados y estándares internacionales en materia de ambiente y derechos humanos que el gobierno mexicano incumplió al autorizar el proyecto.

Para conocer más detalles sobre este caso, consulta la página de AIDA.

Mensajes Clave

El SAV es el ecosistema de coral más grande del Golfo de México.

Es un refugio para muchos animales, entre ellos especies amenazadas de tortugas marinas como la tortuga Carey que cumple su ciclo de vida en el Parque Nacional.

Entre los tratados pasados por alto con la autorización del proyecto portuario están la Convención de la Diversidad Biológica, la Convención Ramsar sobre Humedales de Importancia Internacional, la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de Tortugas Marinas, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El proyecto también afectará a la Reserva de la Biósfera Los Tuxtlas, una joya de la Costa Esmeralda de México, en la cual los desarrolladores del proyecto pretenden explotar roca para construir el nuevo puerto.

El arrecife de Punta Gorda, excluido del Área Natural Protegida, ha comenzado a sedimentarse de forma grave debido a las obras.

El valor estimado de los servicios prestados por los arrecifes está calculado entre 100,000 y 600,000 dólares por kilómetro cuadrado, según el PNUMA.  Además, recientemente se calculó el valor de existencia de ecosistemas de arrecife de coral, como Cabo Pulmo (México), en cerca de 332 millones de dólares al año.

El proyecto aumentará el flujo de hidrocarburos en el puerto, elevando el riesgo de derrames en una región ya vulnerable a esos incidentes, que dañarían seriamente el Corredor Arrecifal del Sureste del Golfo de México, al que el SAV se conecta.

Citas Relevantes

“Al poner en riesgo al Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV), el más grande del Golfo de México y cuya protección trasciende al interés público, el gobierno arriesga también el derecho a un ambiente sano de las personas que dependen de ese ecosistema de importancia internacional”. “El proyecto fue autorizado sin una evaluación adecuada sobre sus impactos”

Camilo Thompson / Abogado de AIDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*