Protección del Ejercicio Periodístico en el Edomex

Toluca, México.- La Ley de Protección al Ejercicio Periodístico del Estado de México no tiene consenso entre la Junta de Coordinación Política de la LIX Legislatura mexiquense (así lo dijo el presidente de la JUCOPO, Cruz Roa) pero tampoco lo tiene entre los periodistas.

Los intereses de unos y otros están por encima del “ejercicio periodístico”. Los reflectores también son ambición de algunos, quienes en la ley ven una oportunidad de asumir facciosamente un liderazgo que no tienen en el gremio periodístico del Estado de México.

Como bien ya lo dijeron algunos periodistas, en las discusiones acerca de la citada iniciativa se están involucrando muchos que no son periodistas o lo son de forma improvisada y como consecuencia dañina para el ejercicio periodístico en la entidad mexiquense.

Para casi todas las opiniones, la Iniciativa de Ley  para la Protección del Ejercicio Periodístico en el Estado de México se queda corta. Pero para muchos también es un buen principio.

Tienen razón quienes piden mayores discusiones (abiertas a la participación) sobre el contenido de la ley, pero también quienes como auténticos periodistas están urgidos de un mecanismo que les proteja, principalmente aquellos que ejercen el periodismo o el oficio de reportear en zonas verdaderamente peligrosas.

Con muchos intereses entre los que ejercen el periodismo, con las empresas periodísticas que desde siempre han violentado los derechos laborales de los periodistas mexiquenses, involucradas en una ley de protección, el instrumento legal propuesto por el ejecutivo y listo para ser presentado al pleno de la LIX Legislatura, podría regresar a la congeladora.

Si entre los periodistas hay voluntad para construir una iniciativa de ley para la protección del ejercicio del periodismo en el Estado de México, no se necesita que la LIX Legislatura organice foros y reuniones manipuladas e inútiles, los periodistas, por sí solos,  pueden y deben emprender las discusiones necesarias entre pares.

El número de periodistas y defensores de la libertad de expresión que desean participar en debates cada vez es mayor, lo que pone en claro que no hay liderazgos personales ni de asociaciones. Habrá que ver que si los periodistas son capaces de ponerse de acuerdo, más allá de agrupaciones venidas a menos y de la LIX Legislatura, aunque sea para discutir…