Sociedades de Pensamiento…El Derecho a la Ciudad (1)

Por: Carlos Monroy Hermosillo

“Roma no fue construída en un día”

Anónimo

* “Las distancias apartan las ciudades, las ciudades destruyen las costumbres…”

Toluca, Estado de México; a 28 de marzo del 2016.- De una más de mis reelecturas de “El Llano en Llamas”, obra de nuestro maravilloso personaje, Juan Rulfo, grande entre los más grandes de la literatura mexicana, y de cuyos cuentos conocimos a partir de 1945, pero publicados hasta 1953, retomo el siguiente fragmento de el “Paso del Norte”, como sustento de mi siguiente reflexión y comentario: “De los ranchos bajaba la gente a los pueblos; la gente de los pueblos se iba a las ciudades. En las ciudades la gente se perdía; se disolvía entre la gente…”

José Alfredo

José Alfredo

Y de aquí retomo a José Alfredo Jiménez, uno de los más grandes compositores de la canción vernácula mexicana con:

 “LAS CIUDADES”

Te vi llegar, y sentí la presencia de un ser desconocido;

te vi llegar,  y sentí lo que nunca jamás había sentido.

Te quise amar, y tu amor no era fuego no era lumbre;

las distancias apartan las ciudades,

las ciudades destruyen las costumbres.

Te dije adiós, y pediste que nunca, que nunca te olvidara;

te dije adiós, y sentí de tu amor otra vez la fuerza extraña.

Y mi alma completa se me cubrió de hielo, y mi cuerpo entero se llenó de frío.

Y estuve a punto, de cambiar tu mundo,

de cambiar tu mundo por el mundo mío….

Juan Rulfo

Juan Rulfo

Y es que de esos años, entre 1945 a los sesentas, en los que Juan Rulfo nos regalaba “El Llano en Llamas”; José Alfredo escribía “Las Ciudades”; y Carlos Fuentes, en el 58, dio a conocer “La Región más Transparente”, la primera gran novela sobre la vida urbana del México posrevolucionario, se ha escrito mucho sobre el paso de la vida rural a la urbana en México. También podríamos mencionar “La Muerta de Artemio Cruz” del propio Fuentes, o “El Laberinto de la Soledad” de Octavio Paz, que desde los años cincuenta pone el dedo en la llaga sobre la psicología del ser mexicano en tránsito desde etapas precolombinas, de la colonia, independencia, revolución, y hasta lo que él llamó la “inteligencia” mexicana, hasta nuestros días.

Pero hoy por hoy, y parafraseando a José Alfredo Jiménez, las distancias han acercado a las ciudades y diluido las costumbres. Por ello se explica, en parte, que el debate actual haga a un lado lo rural (para mí sin justificación alguna), y se centre más en el entorno urbano, lo que me obliga a abordar el tema sobre “El Derecho a la Ciudad”, un ensayo de reciente publicación (enero del 2015) y autoría de José Luis Gutiérrez Cureño (ex alcalde de Ecatepec, estado de México), y Miguel Ángel Juárez Franco (periodista y escritor), de  recomendable consulta, pues indagan sobre los derechos políticos y sociales en las ciudades, sus opciones para el desarrollo sustentable urbano y metropolitano; así como la gobernabilidad con inclusión social en ciudades de amplia participación democrática que ponen el acento sobre la transparencia y rendición de cuentas, incluyendo un importante apartado acerca de la carta del derecho a la ciudad del valle de México, cuando recién el Distrito Federal pasó a obtener un estatus nuevo, constitucionalmente hablando, como nueva entidad, ahora Ciudad de México, con todo lo que ello implica..

Carlos Monroy Hermosillo, periodista y analista político, colaborador de Apocaliptic.com

Carlos Monroy Hermosillo, periodista y analista político, colaborador de Apocaliptic.com