Internal Affairs a la mexicana y el Mando Único Policial Estatal

Por: Juan Carlos Lara.-

Toluca, México, 7 de febrero de 2016.- Los policías de la ciudad (del municipio) se han corrompido, son cómplices de la delincuencia organizada, el uniformado Dennis Peck (Richard Gere) ha creado una red de policías corruptos que encubren delitos, reciben sobornos y hacen de todo menos cuidar a los ciudadanos: Internal Affairs (Mike Figgis, USA-CANADA, Paramount Pictures, Image Organization, 1990).

Vida Real: la inmensa mayoría de los cuerpos de seguridad municipales de México no tienen la capacidad de enfrentar a la delincuencia, mucho menos al crimen organizado. Las pocas herramientas y preparación de los uniformados municipales los hacen vulnerables al miedo y a la corrupción. De ahí, que el Mando Único Policial Estatal, propuesto por la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) y el gobierno federal, parezca un buen comienzo para dar el giro que se necesita y enfrentar a la delincuencia.

El mandatario mexiquense y presidente de la CONAGO, Eruviel Ávila Villegas, durante la celebración por el Día del Policía. (Foto: Juan Hernández)

El mandatario mexiquense y presidente de la CONAGO, Eruviel Ávila Villegas, durante la celebración por el Día del Policía. (Foto: Juan Hernández).

En la película, que nos recuerda la realidad, la facilidad con la que operan los delincuentes sugiere algo turbio desde la policía: complicidad y corrupción. El agente Denis Peck (interpretado magistralmente por Gere), sus compañeros y jefes,  están involucrados en diferentes encubrimientos y otras muy serias actividades criminales.

En la realidad mexicana, las policías municipales, salvo contadas excepciones, están rebasadas, algunas intimidadas, otras corrompidas, pero casi todas con pésimos resultados que alarman a los ciudadanos. Las estadísticas y la mayoría de informaciones que rodean a los cuerpos municipales de seguridad hacen más que necesaria y viable una alternativa de estructura, organización, mando y operación de la policía, para ofrecer la seguridad pública que nuestro tiempo, el tiempo mexicano, el de la “guerra contra el narco”, requiere.

El problema de seguridad que se tiene en los municipios no sólo es de corrupción, también es de formación,  de mentalidad y de condiciones en las que los uniformados deben cumplir con su labor de proteger al ciudadano.  En los discursos, en los dichos, la propuesta de la CONAGO busca, entre otras cosas, romper las cadenas de corrupción, fortalecer los cuerpos de seguridad en temas de capacitación, equipamiento, prestaciones y salarios, situaciones que deben ir acompañadas de nuevos mandos, estructuras, conceptos y coordinación.

Modelos similares se están aplicando en otras partes del mundo y tienen éxito, sin embargo, aunque en lo general la propuesta de los mandos únicos estatales es bien recibida y será tema de debate en las cámaras del país,  existe oposición de algunos sectores, como los grupos del PRD y PAN en el senado de la república.

Mientras tanto, la mayoría de los presidentes municipales, sabedores de su incapacidad para mejorar sus policías y combatir a la delincuencia, reciben con beneplácito la idea de un mando único que les ayude a mejorar los niveles de seguridad pública en sus respectivos municipios. Internal Affairs a la mexicana…

Policías Estatales del Edomex

Policías Estatales del Edomex (foto: Juan Hernández)