Tierra en Trance

Comparte:

Juan Carlos Lara (Toluca, México).-

Un país lleno de corrupción, asesinatos, traiciones políticas, donde la lucha por el poder es encarnizada a costas del pueblo, con medios de comunicación que pactan con el poder político y económico sin ningún pudor, con diputados y senadores que consideran absurdos los ideales y creen que “la política es un arma para los elegidos, para los dioses”. Un país donde los recursos naturales son ofertados al mejor postor y el pueblo no vale nada.

Se trata de El Dorado, un país ficticio en América Latina en el filme Tierra en Trance (Glauber Rocha, Mapa Filmes, Brasil, 1967) Y… Cualquier semejanza con la realidad no es mera coincidencia.

Recién bajado del avión que lo trajo de regreso a México, procedente de Francia, el Presidente Enrique Peña Nieto se encontró con dos Méxicos, que son muy diferentes entre sí, pero al final del día son el mismo. Uno es el México que, como el país El Dorado de Glauber Rocha, se encuentra entre la incertidumbre, la pobreza y los conflictos políticos. El otro es aquel que promueve el Presidente mexicano en el extranjero, el México de oro, el México dorado lleno de oportunidades para la inversión.

Peña Nieto bajó del avión y encontró traiciones al interior de su gobierno, pero también fue recibido con el anuncio de una inversión multimillonaria del mexicano Grupo Bafar (Sabori, Parma, etc.) en La Piedad, Michoacán  que generará cinco mil empleos directos.

En Tierra en Trance, que es una obra maestra del cine brasileño, todo pareciera ser ficticio, pero también real. Todo es símbolo. En El Dorado de Glauber Rocha nada es lo que parece ser: “A veces ya no entiendo ni el mundo en el vivo” (Paulo Martins, interpretado magistralmente por Jardel Filho).  En el dorado de Enrique Peña Nieto nadie sabe lo que pasa, ya nadie entiende nada, nadie sabe cómo se fugó el “Chapo” y otros siguen presos por robar un pedazo de pan”.

En El Dorado del maestro Rocha, los políticos antagónicos son víctimas de traiciones, en El Dorado a la mexicana el político presidente también duerme con el enemigo. En El Dorado ficticio los extranjeros hacen su agosto, en el México dorado también. Cualquier semejanza con la realidad no es mera coincidencia.

En un evento que duró cincuenta minutos, el Presidente mexicano habló de dos Méxicos. El México como El Dorado y el México dorado. ¿Cuán es el real, cuál es el ficticio? …

DSCN2359
Juan Carlos Lara transmite La Hora del Gran Conecte los lunes miércoles y viernes a las 20:00 horas tiempo del centro de México.

 


Comparte:

2 thoughts on “Tierra en Trance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *