En el Estado de México gana el PRI, arrasa en Toluca, Metepec y Coatepec Harinas

Comparte:

Victoria del PAN en Naucalpan, del PRD en Nezahualcóyotl y de MORENA en Texcoco.

La victoria del PRI en las elecciones del Estado de México es inobjetable. La frialdad de los números otorga al Revolucionario Institucional un triunfo contundente. Con resultados ya irreversibles, el Partido Revolucionario Institucional obtiene el triunfo en 81 municipios, de los cuales en 55 compitió en alianza con el Verde Ecologista y Nueva Alianza; el Partido de la Revolución Democrática gana 16 ayuntamientos, el PAN 12, PT 3, Movimiento Ciudadano 2, Nueva Alianza, Morena y Encuentro Social una Alcaldía cada uno. Mientras que la alianza PAN-PT obtuvo  8 triunfos. En cuanto a los 45 distritos locales, el PRI gana en 33, 30 de los cuales corresponden a la alianza con el PVEM y NA; el PRD obtiene 7 diputados de mayoría, el PAN 4 y Morena 1.

Y Aunque quienes hicieron uso de su derecho al voto eligieron mayoritariamente al PRI, la oposición se hizo de algunas victorias importantes como en Naucalpan, donde el PAN volverá a ser gobierno, Nezahualcóyotl donde el PRD arrasó y Texcoco donde MORENA parece ser que ya encontró su bastión mexiquense.

Pero en la capital del Estado y en Metepec, como en Coatepec Harinas, el triunfo priísta fue aplastante, Fernando Zamora, David López y Oscar Domínguez, respectivamente, callaron muchas bocas que predecían, cuando menos, una competencia cerrada, pero que a las primeras horas de la madrugada del lunes, conforme avanzaba el conteo del los votos, se veía que no sería así.

El PRI es el ganador de las elecciones, pero otros partidos pueden sentirse triunfadores. Tal es el caso de MORENA, que en su primer elección se hace con la Presidencia Municipal de Texcoco, un diputado de mayoría y se convierte en la cuarta fuerza política de la entidad; también Movimiento Ciudadano y Encuentro Social pueden decirse más que satisfechos, alcanzaron el margen de votación para respirar, no perder el registro y planificar lo que sigue. Mientras que otros como el PT y Nueva Alianza tendrán que trabajar con los dientes apretados y los focos rojos… están en el límite de lo que les permite mantener el registro. Para el Verde Ecologista todo sigue igual: tendrá que mantenerse bajo el cobijo de los votos del PRI ya que por sí solo no vislumbra ningún futuro. Los que ya se pueden ir despidiendo del dinero de las prerrogativas son los partidos Humanista y Futuro Democrático.

El PRI se alza con la victoria, pero sus próximos gobiernos municipales enfrentarán cientos de compromisos que cumplir a la ciudadanía que les dio el voto.

 

 

 

 

 

 

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *