APLAUSOS…

Que la solidaridad que aplaude el PRI en los mexicanos no es una gracia, por el contrario, algo que nos distingue como HUMANOS  es precisamente la capacidad de tirar de solidaridad cuándo alguien lo necesita. Ser solidario con el que ha caído en desgracia no es una gracia, es más bien condición HUMANA.

La solidaridad que sólo se ofrece en la desgracia no es suficiente en un país en el que hace mucho tiempo todo es desgracia.  La educación, la seguridad, la economía, el empleo, las elecciones, todo ha caído en desgracia y todo ello necesita de la solidaridad de todos, porque tan grave es un desastre natural como un desastre de nación.

Recibimos los aplausos del PRI como el que recibe todo lo que le regalan, pero más que aplausos queremos soluciones a los grandes males nacionales. Más que aplausos acciones de buen gobierno y plataformas electorales que reflejen las necesidades de los mexicanos. Aplausos sí, MÁS SAQUEO NO.

banner_informe2016_1000x100